Saturday, March 8, 2008

Blogs y escritores jovenes argentinos

En ADN Cultura de hoy hay un un reportaje de Tomas Eloy Martinez a "Las nuevas caras de la literatura Argentina"
No son nativos digitales, andan todos en los 30s mas o menos, pero estan muy cerca. Escriben en una era donde el blog es un medio mas y tienen sus opiniones, bien distintas, sobre el tema; me intriga como sera la misma nota escrita en 10 anios con una nueva generacion.



El siguiente es el extracto del reportaje donde hablan acerca de los blogs

-¿El blog es un espacio de discusión y producción literaria para ustedes?

F. A.: -Internet es una herramienta muy buena, un vehículo muy democratizador, pero no creo que escribir un blog suplante a escribir una buena novela, o que publicar en Internet sustituya el libro como objeto. En ese sentido, me reivindico como parte de una cultura letrada.

-¿Por qué no sustituye una cosa a la otra? ¿Qué les da el libro que no les dé Internet?

M. E.: -Tal vez legitimidad. Internet, al ser democratizadora, como dice Florencia, también es anárquica: cualquiera puede tener un blog . Pero lo que a uno lo hace escritor, realmente, es hacer un libro.

J. T.: -No estoy de acuerdo. En un momento pensé en dejar de encarar libros y escribir solamente mi blog . Los libros tienen un principio y un final, se pueden llevar en el bolsillo, son objetos acabados; el blog parece tener otros protocolos de lectura. Pero en un momento me pregunté por qué seguía insistiendo en escribir cosas acabadas si podía tematizar el blog , que es permeable a todo.
* ACLARACION: Al final de la nota se cuenta que Juan Terranova dejo de publicar los mismos el 14 de febrero. Seria interesante preguntarle porque.

-Sin embargo, sos uno de los que más libros ha publicado de ustedes.

J. T.: -Hay una diferencia de formato evidente: el libro, como soporte, permite entablar otra relación con el texto. Cuando uno está escribiendo llega un momento en que imprime porque necesita la distancia que da la hoja. En ese sentido, la pantalla no da el mismo grado de intimidad, esa experiencia de lectura intensa que permite un libro.

W. C.: -Yo conocí Internet de grande y siempre leí libros, nunca pude leer en la pantalla. Pero no se puede negar su importancia: el mail , por ejemplo, es la forma más rápida y práctica para comunicarse.

P. T.: -Quizás el blog toma el espacio de una escritura y no de una obra: es un acto de elaboración continua, con hebras de sentido. Juan ha experimentado con la serie de textos numerados, otros muestran un trabajo mas parecido al de un periodista de opinión con una columna diaria o semanal. No llegan a presentarse como una cuestión terminada pero constituyen una entidad: el blog tal de tal persona tiene una definición determinada y otro, otra. En todo caso, creo que el libro como tecnología no ha sido superado aún.

D. G. T.: -No creo. Un texto en una palm es más barato que un libro.

P. T.: -¿Cuánto sale la palm?

D. G. T.: -La palm inicial, pero ¿cuánto te sale una biblioteca entera? El asunto es otro: el medio digital no está aceptado culturalmente como reconocimiento de un escritor.

J. T.: -No. Cuando yo escribo, escribo. Le doy la espalda también a eso. No logro entrar en el mercado, mis novelas las compra un grupo reducido de personas, pero en el blog tengo trescientas mil visitas.

Gisela Antonuccio: -No todo es para todos. Por algo existe lo que llamamos segmentación. Vos esperás que mucha gente pueda captar un mensaje y otro tipo de escritores quieren hablarle a un público determinado.

-¿Quién tiene blog?

M. E.: -Yo no.

W. C.: -Yo tampoco.

D. G. T.: -Yo tengo seis.

F. A.: -Yo tengo una página web.

P. T.: -Yo tengo. Se está muriendo, pero tengo.

S. S.: -Yo no. En la vida real soy una fanática de Internet: tengo una agencia de diseño y desarrollo páginas web. Pero me resulta imposible leer literatura de la pantalla. Es como si fueran dos mundos separados. Algunas veces me encierro en mi cuarto a escribir con la Hermes Baby de mi abuelo. Siento que esa mecánica manual me da una claridad que no encuentro en el mundo binario de las computadoras.

M. E.: -En el blog vas escribiendo mientras te van leyendo. No puedo compartir ese momento de introspección. Necesito intimidad y luego, cuando el texto está, lo muestro.

F. F.: -El blog y el libro son formas de circulación de la obra, pero detrás está el problema de la velocidad. El blog implica una exposición mayor y casi en tiempo real que, con el tiempo, comencé a sentir como contraproducente. Prefiero sostener el formato pero para mostrar un texto cuando ya lo terminé, no como un ejercicio diario. Más allá de eso, creo que entre publicar en formato digital o publicar en papel ya no hay diferencia.

M. E.: -Últimamente pensé en modos de incorporar una carta en un texto realista. Tengo que mandar un mail , porque en la realidad mando mails . Pero no me gusta cómo queda escrito. Cuando apareció el teléfono, ¿los escritores se planteaban si se podía escribir una novela con un diálogo por teléfono, hacer una novela polifónica con cinco personajes hablando por teléfono? Me toma demasiado la cabeza: si no incluyo temas "digitales" en mi literatura, o si no tengo blog , me siento ajena a la época; si lo pongo, no me gusta.

J. T.: -Podés escribir una novela como si estuvieses en el siglo XIX, pero no es lo mismo. Internet es parte del paisaje que me toca como escritor. No está en ningún lado, es pura energía. Hegel decía que algunos hombres no quieren ser contemporáneos de sí mismos. Es una opción, pero ¿por qué nos conocemos todos? Por Internet. Yo soy adicto a Internet.

M. E.: -También tiene que ver con la verborrea de cada quien. Vos siempre tenés algo para decir, Terranova.

J. T.: -Vivo en una economía del gasto simbólico.

M. E.: -Yo no podría tener un blog porque no siempre tengo algo para decir y el blog requiere de periodicidad y constancia. Si pasa una semana sin que postees algo, nadie te visita más.

F. A.: -La tensión que se pone en la experiencia de leer un libro es otra.

P. T.: -¿Pero qué es un libro? Materialmente, un montón de papeles. ¿Y un blog ? Una página en Internet. Lo que varía es el soporte. El blog también es un proyecto personal que agrega la interacción como herramienta. Se lo puede tomar para ser contemporáneo de sí mismo, como instrumento de autopromoción, como escenario de pensamiento en público.

2 comments:

MARÍA ALICIA GARCÍA FACINO said...

En mi blog http://plagiodesergiodinucci.blogspot.com/ ,estoy transcribiendo "Bolivia Construcciones",transitoria ganadora del Premio LA NACIÓN-Sudamericana de Novela 2006-2007.

Invita: profesoragarciafacino@yahoo.com.ar

CENTRO LITERARIO PARA LAS AMERICAS said...

BOLETÍN DE PRENSA No. 01

Antes de creada la Internet la propiedad intelectual era rigorosamente respetada por editoriales, disqueras y demás empresas que dependían del talento artístico. Aparecida la web, sus propietarios se convirtieron en las únicas personas con licencia para violar todas las normas de propiedad intelectual. Muchas editoriales quebraron al igual que sus autores, pues tan pronto salían los libros al mercado su contenido aparecía publicado en blogs con editores desconocidos, esto desde luego con total complicidad de Google, que entre otras cosas estimula a crearlos. Google es el mayor pulpo de la piratería, y ha llegado la hora de que escritores, poetas y editores de libros tomemos cartas en el asunto. Google no se puede escudar en el pluralismo de la web para violentar descaradamente la propiedad intelectual. Se debe legislar al respecto, alguien los tiene que poner en cintura, pues Google se está convirtiendo en una amenaza para el talento artístico. Anuncio la creación de un sindicato de escritores de blogs, pues nuestro trabajo merece respeto. En el caso particular he visto como muchas de mis historias eróticas aparecen en diferentes blogs con títulos diferentes y omitiendo mi nombre como autor.
SALOMÓN BORRASCA.